martes, 1 de julio de 2008

Extremebardenas 2008

Con diez cañones por banda
No corta el mar sino vuela…
En vista de q esto del deporte se me da tan mal, estoy buscando otras alternativas. Entre ellas la poesía.
A ver, voy con el resumen. Para empezar, como siempre los datos objetivos.
Puesto 1024 de 1368 q acabaron y unos 1400 q salieron.
Tiempo 7H14’25’’ para 115 Km a una velocidad media de 16 Km/h
Temperatura algo superior a los 30º y soleado.
De los 10 del grupo q salimos quedé el 7º
Y empezamos con la crónica.
Varios del grupo (8 para ser exactos) salimos para Valtierra desde el viernes por la tarde. Allí nos alojamos en unas cuevas q tienen acomodadas como si fueran apartamentos. Teníamos dos diferentes, una de las del ayuntamiento q están muy bien, y otra particular q estaba todavía mejor. Llegamos poco antes de la cena, por lo q poco hicimos además de cenar.

El sábado por la mañana fuimos en un todoterreno y en una fragoneta a ver la parte del circuito q era nueva este año, y estuvimos viendo los problemas q nos podríamos encontrar al día siguiente.

Además durante la extreme no tienes mucho tiempo para mirar el paisaje, así q aprovechamos para poder apreciar lo q al día siguiente ni miraríamos.

Por la tarde nos acercamos a Arguedas a recoger los dorsales. Este año como novedad daban un maillot de ciclista. Una porquería de maillot. Muy pequeños y de una tela bastante asquerosilla, así q toda nuestra alegría en un pozo.
EL Domingo la carrera empieza a las 9, por lo q no hay q madrugar demasiado. Nos levantamos a las 7, nos vestimos para la faena, y salimos para Arguedas, q está a 5 Km, por lo q vamos en las bicis. Media hora antes estamos ya colocados en la línea de salida. Nos gusta colocarnos adelante, ya q al ser una carrera q circula por pistas no es fácil adelantar, por lo q el estar bien colocado supone mucha diferencia.

Comenzamos la carrera divididos en dos grupos. Los 6 de adelante q íbamos a pelear (entre nosotros), y los otros 4 q iban a ir más tranquilos. Cada 30 Km aprox hay un avituallamiento sólido y líquido, donde obligan a parar bastante tiempo a los q van delante, y de esa manera reagrupar a todos. Por eso, no merece la pena ir muy rápido al principio, ya q te cansas más y como te paran, no sirve de nada. Es una carrera donde no suele haber grandes subidas, pero en la q este año han metido alguna más de lo normal. Casi todas ellas concentradas antes del 2º avituallamiento sólido, el de la comida. Mi plan era ir al ritmo suficiente para llegar a todas las paradas con el grupo, sin haberme cansado demasiado, y en la última parte, q además se me adapta más darle duro.

El primer tramo todo llano hasta casi el final sin problemas, con cuidado de no tener enganchadas y no ir al suelo. Rodamos todos bastante juntos. Yo suelo colocarme bastante bien en los ”barullos” de gente, por lo q conseguí adelantarme algo a los demás. Pero en la subida justo anterior al avituallamiento me pasaron los 5, así q en realidad llegué el último, pero muy satisfecho. Cuando llegué, Oscar me había pillado ya la bebida y algo para comer.

El segundo tramo se presentaba como el más duro, Varios Km de subida medianamente dura, y una rampa de 800m con una pendiente máxima del 23% y un suelo muy roto. Siguiendo mi táctica, me limité a subir las cuestas suave y sin forzar. Incluso en el repecho del 23%, con la lección ya aprendida de la QH y de Zarautz, me limité a echar pie a tierra y subir andando.

Después de este repecho quedaban unos 10 Km de bajada y llaneo hasta el avituallamiento de la comida. En la bajada perdí uno de los botellines, pero como me quedaba el de litro, no me preocupé en parar a recogerlo. Aquí te paran bastante. Poco antes de llegar me encontré con Osar q había pinchado. Ya estaba acabando de cambiar la cámara, con lo q me limité a recogerle la vieja y llevármela para tirarla en el avituallamiento. Cuando llegué, no encontré a los demás, por lo q fui a por las bolsas de comida, y esperé a Oscar. No tenía muy bien la tripa, por lo q solo me comí el plátano. Nos colocamos en la salida, y a esperar a q relanzaran otra vez la prueba. Cuando estábamos esperando, me di cuenta de q los demás estaban como unos 30 metros detrás nuestro. Bien, eso nos da una cierta ventaja. De hecho, les costó alrededor de 5 Km cogerme. De hecho me adelantaron en una de las pocas subidas q quedaban. Después venía una larga bajada, para luego volver a llanear. Poco después de la bajada, me encontré con Oscar ¡¡q había vuelto a pinchar!!. Menos mal q llevaba 2 cámaras. Le ayudé a cambiar, pero nos costó bastante tiempo pq nos liamos con las bombas. Perdimos alrededor de 10 minutos. A partir de ahí, Oscar ya desanimado se limitó a ir conmigo. Yo intenté q siguiera dándole caña, pq estaba pletórico, y todavía paraban la carrera en el Km 81, y ahí podía pillar a los de adelante, pero se había desanimado y prefirió seguir conmigo. Yo todavía iba bien, pero ya iba notando q no estaba todo lo fuerte q debería. Además, notaba algún problemilla en la bici (la rueda delantera se frenaba algo). En el avituallamiento del 81 debía haber mecánico, por lo q seguimos sin más problemas hasta allí. Cuando llegamos vimos q no había mecánicos, por lo q aflojé algo el freno para q no rozara. Entre unas cosas y otras habíamos perdido mucho tiempo, así q cuando llegamos el grupo de cabeza ya había salido. Eso unido a q yo ya no me veía bien, m desanimó mucho, y me quitó todas las ganas de pelear. Nos lo tomamos con calma, y al poco apareció Miguel, q venía algo rezagado. Salimos los tres juntos, pero a mi me costaba seguirles. Se me cayó el botellín q me quedaba, y esta vez como ya no tenía otro me tuve q parar a recogerlo. En ese parón se me fueron Oscar y Miguel, pero no les llamé pq ya casi prefería ir solo, sin molestarles.

Al final me sacarían media hora ¡en 30 Km!. A partir de ese punto se me hizo muy duro. No iba bien ni en el llano, y mucho menos subiendo. En el Km 90 teníamos la penúltima subida del día. 2 Km al 8% (la cuesta de las yeguas). No podía subirlo ni con el molinillo, me pasaba hasta el tato. De hecho, en este tramo me pasaron el tato, la tata y hasta los tatitos. Justo en ese momento tenía detrás una ambulancia, con lo q la paré, y le pedí q me dieran crema para el sol en los brazos, q entre la QH de la semana anterior, y lo de ese día los tenía llenos de ampollas. Aproveché para beber y tomarme un gel, y después reanudé la marcha bastante mejor. A partir de aquí había 2 avituallamientos líquidos, en los q paré bastante.

En el del Km 102 había mecánico, con lo q les dejé la bici para q me miraran el freno, pero resulta q el disco está algo doblado, así q no había nada q hacer. Solo quedaba la dichosa subida del Yugo, 1Km con una pendiente máxima del 14%, como máxima dificultad. La aproximación es en bajada, con lo q reservas las pocas fuerzas q quedan, y para arriba. Gracias al cansino ritmo de casi todo el día, las piernas iban relativamente bien, por lo q me di el gustazo de no meter molinillo. Los dos años anteriores la subí con calambres. Después del Yugo, este año como novedad nos metían por el parque de Senda Viva. ¡Q manía le he cogido!. Son unos continuos toboganes, donde antes solo quedaba bajar. Se te hace eterno, pero incluso los subí en plato mediano, de las ganas q tenía ya de acabar. Desde la salida del parque, ya solo quedan un par de Km de bajada hasta el pueblo. Una bajada con mucha piedra suelta, donde siempre ves alguna caída, y donde suelo adelantar a bastante gente.
Cuando llegué, estaban todos los del grupo esperándome para ir a las cuevas a ducharnos. Los primeros llevaban ya 1 hora. Estaban hasta preocupados pensando q me había pasado algo. Pero no, no tenía ninguna excusa.
En resumen, muy bien todos los del grupo Iñaki entró el 174 y Marcos el 214. Poco después entraron Juan y Juan Felix. Algunos incluso mejor de lo q, yo al menos, pensaba. El único q fayó fuy yo.
Me quedé bastante desmoralizado, ya q esperaba pelear por entrar entre los 300 primeros, y acabé el mil. El peor año de los tres, y el q más he entrenado con diferencia. He intentado analizar el por qué de tan mal resultado, y lo único q he visto, es q cuando acabé estaba muerto de sed, me bebí casi tres litros entre fanta, nestea, yogures, aquarius y demás cosas. Y q cuando fui a mear, lo hice muy oscuro. Tal vez bebí poco y me deshidraté. En realidad no lo se. También tengo mucho peso para este tipo de pruebas. Como he entrenado mucho no me he cuidado nada con la comida, y no ha bajado el peso q debía. Me siguen sobrando 10 Kg, y eso en la bici se nota. También puede q solo fuera un mal día. Prefiero pasar página y pensar en Alemania, q es para lo q he entrenado.

9 comentarios:

Scorta dijo...

Aupa Dani, a estas alturas de la temporada no hay tiempo para desmoralizarse, así que borron y a seguir entrenando. Los motivos que das en tu analisis, son del todo razonables y que a cualquiera de nosotros nos puede pasar, por tanto a tomar nota de lo sucedido para intentar que no vuelva a pasar. Tú ya has tenido el día malo así que en Roth te toca el bueno.
ANIMO Y FELICITARTE POR TODO LO QUE ESTAS HACIENDO, YA QUE NO ES FACIL POR MUCHOS MOTIVOS.

Iker Martín Urbieta dijo...

Dani arriba que Roth está por ahí cerca.

Una pregunta, que me dices del recorrido ciclista del tri de Zumaia, perfil y eso... plano, montañoso?. En la web se habla de subir meagas y otro puerto.

Gracias de antemano.
Iker

Anónimo dijo...

Aupa Dani,

llevas Zarautz la QH y esta en tres semanas. Lo tienes que notar por narices.
Roth ya está hecho, ahora a descansar y disfrutarlo.

Ibon

Javi dijo...

Aupa Dani.
¿puedo cambiar la porra? jejejejeeje
Dedicate a descansar hasta Roth, nada y corre un poquito, prepara la bici. Y piensa solo en pasartelo bien.
Un saludo

Aitor dijo...

No te preocupes Dani, tu ya tienes todo el pescao vendido, animo y digo yo que en Roth un 50% sera fisico y otro 50% mental osea que tienes que estar a tope, Y ademas como decian en una revista, " tu ya eres un finisher, por que has estado entrenando durante 8 meses, compaginando vida laboral y familiar, sacando tiempo de donde no lo hay, sacrificando tu tiempo de ocio, da igual el tiempo que tardes,Tù ya eres unfinisher.Suerte.

Alberto dijo...

Siempre tiene que haber un dia malo, y por suerte te ha tocado aqui y no en Roth ;-)

Ademas, si te quedas solo y pierdes el ritmo del grupo, 1 hora se pierde sin darte cuenta!

Muchos animos que vas a Alemania con los deberes hechos!!!

Manueltxo dijo...

Uy Uy al final se lleva la Porra Rakel o yo.
Ánimo torpedo, ya sabes en Roth a comer bien durante el camino y beber mejor.
Al ataquerrrrrr

Agurtzane dijo...

Arriba esos animos, a buenas horas empiezas a quejarte. Has echo mucho esfuerzo, ahora toca descansar, vete a la Zurriola y tumbate a sestear hasta que llegue el dia X. Y sigue escribiendo, que disfruto un monton leyendo tus cronicas.El dia que decidas dejar el deporte, hazte escritor de "libros de bolsillo" y que se repartan en donostibus. Arriba, que tu puedes!!!!

Dani dijo...

Gracias a todos por los ánimos, pero no os preocupeis, q mis momentos de bajón duran muy poco. Más o menos como mis taquicardias jeje.
Ya tengo la mente puesta solo en Roth, y se q allí voy a disfrutar.