jueves, 16 de septiembre de 2010

Calcenada 2010

Bueno, aunque ya ha pasado algo más de 1 mes, vamos con la crónica de la Calcenada. Primero datos, datos, datos.
Os advierto q como me cuesta un montón subir las fotos y demás voy por partes. De momento la crónica, y luego ya iré poniendo las fotos. También tengo video, así q iré subiendo todo. Pero prefiero ir por partes q sino al final no subo nada. Eso si, echarle paciencia q esto va para largo.
100 Km con 2400m de desnivel acumulado en 6H45’49’’, a una media total de 15,4 Km/h. 27’38’’ Parado (demasiado para mi gusto), por lo q una media en movimiento de 16,5 Km/h. Pulso medio de 158 y máximo de 185 para 6196 calorías gastadas. Puesto 101 de 498 q salieron y 432 q llegaron. Cagüen le leite, casi top 100.
Bueno, y vamos con la crónica.
Primero decir q esta es una carrera q el año pasado dije q no la volvería a hacer. No pq no me gustara, q me gusta, sino pq es bastante dura y como empieces con problemas a media carrera se te puede hacer muy larga. Y como ya la tenía hecha pues prefería buscar otras diferentes. Pero al final por un motivo o por otro me he decidido a salir. Con la forma algo perdida desde las Bardenas. Para ser exactos desde el soplado he perdido bastante la motivación y he ido perdiendo la forma y ganando algún kilillo.
Así q salí pensando en q no tenía nada q perder, ya q en condiciones normales quedaría el último de los tres q íbamos.
Estuve dudando entre dos estrategias, pq aunque crea q no puedo ganarles, siempre intento jugar mis cartas, pq como se suele decir, para tener suerte lo primero q hay q hacer es buscarla, u otra forma de decir lo mismo, para ver si la fruta está madura hay q mover el árbol. Voy con lo de las estrategias. Una conservadora. Intentar ir de menos a más a ver si al final acababa con fuerza (no me lo terminaba de creer ni yo). Y otra al ataqueeee. Empezar fuerte, coserme a Juanfe y si conseguía pasar con él el primer puerto por lo menos le aguantaría hasta después de la comida. Luego lo lógico era reventar y q se me fuera, pero por lo menos haberle metido el susto en el cuerpo.
Y como ya he dicho q no tenía nada q perder opté por la táctica agresiva.
Bueno, voy con la carrera, q casi llevo una página y no he hecho ni empezar a dar pedales.
Fuimos a la salida un poco justos de tiempo (la verdad es q no sé por qué). Juanfe y yo teníamos q coger agua, por lo q Iñaki se fue a la salida y nosotros fuimos a por agua. Después de rellenar bidones fuimos a la zona de salida y no vimos a Iñaki. Como estaban a punto de dar la salida nos pusimos en la zona delantera, lo cual nos vino muy bien.
Dan la salida, y como siempre la gente sale de cualquier lado. Yo avisé a Juanfe de q no iba bien, por lo q no le iba a dar ni un solo relevo. Vamos a ratos charlando y a ratos voy a rueda. Hay una zona de falso llano en subida de unos 6 Km hasta meternos ya en el fregado puramente dicho. En esa zona Juanfe pone un buen ritmo y poco a poco nos vamos quedando bastante solos delante. No entre los primeros, pero sí en una zona de muchos “claros”, q luego nos vendría bien para la subida. A Iñaki no le vemos por ningún lado.

Llegamos al final del asfalto, y ahí es donde empieza la primera prueba del día. La primera subida es la peor, por dureza y longitud. Tiene tres tramos más duros seguidos de descansillos. Salimos de la carretera, 50m de bajada y luego ya a subir. En esos 50m adelanto a Juanfe. Empieza la subida y oigo algo de jaleo detrás. Parece q alguien se ha caído. Miro para atrás y no veo bien, por lo q pregunto a la gente a ver quien se ha caído. Me dicen q ha sido Juanfe (un tío con maillot del soplado), pero q se ha levantado enseguida. Vale, si no se ha hecho nada no tengo por qué esperarle, y le he ganado un minutillo q me va a permitir subir a un ritmo fuerte pero no a tope, hasta q me pille, por lo q ya tengo parte de la subida hecha.
Paso la primera zona de rampas y Juanfe no me ha pillado. Bien. Me pilla en la segunda, pero ya está la mitad de la subida hecha. Ahora si q toca apretar un poco los dientes para q no se me valla. Se me escapa unos metros en las rampas duras, pero consigo soldarme a él. Recuperamos un poco el aire y llegamos a la tercera zona dura. Pero en esta zona hay más piedra suelta, y entre uno q pasa tirándonos al suelo y alguna zona más técnica, Juanfe hecha pie a tierra 2 ó 3 veces, lo q me permite a mi poder subir con él.
Llegamos arriba y he conseguido mi primer objetivo. Ahora ya no creo q me dejen atrás hasta la comida (por lo menos Juanfe). De Iñaki seguimos sin saber nada. Llevamos 58’, con lo q ya voy 15’ mejor q el año pasado.
Primera bajada, facilona, de las de dejar correr la bici sin forzar y descansando, y Juanfe desaparece. Bien, si se va quedando atrás tendrá q desgastarse para llegar. A mitad de la bajada vemos una buena caída. Hay dos tíos tirados en el suelo y uno tiene mala pinta. Sigo bajando intentando no pensar en ello.

Y cuando estoy llegando abajo aparece el culebrilla q dice haber coronado 20 metros por detrás nuestro. Bueno, si llega a empezar a subir con nosotros ya se habría largado. Vamos por una zona rápida, de falso llano. Nos adelanta un tío y me pongo a rueda, pero Iñaki me hace frenar para esperar a Juanfe. Yo le digo q es mejor esperarle cuando cambiemos de camino, ya q sabía q luego venía una zona más dura de falsos llanos en subida, y prefería ir despacio en una zona más dura q parar ahora q se podía correr, pero él dice q no, así q bajamos la velocidad. Pero … aún así no nos pilla y llegamos al otro camino. El año pasado en esta zona hubo mucho aire en contra y se hizo muy dura. Al poco rato nos pilla Juanfe. Y como suele ser habitual en él se pone a tirar.

Yo vuelvo a no dar ni un solo relevo, y me llevan bastante justito. La pista es de piedrilla y se rueda bien, pero estos jodidos no quieren frenar. Yo disimulo y sigo a rueda. Pero nuevo cambio de pista. Pistas más rotas con continuos sube y bajas no muy duros. Y en esas pistas Juanfe se queda atrás cada vez q toca bajar, por lo q luego tiene q arrear para pillarnos. Yo me descuelgo de Iñaki en un par de rampas , pero entro a su rueda sin problemas. El hecho de q Juanfe vaya haciendo la goma me da esperanzas, pq aunque se q su problema no es q vaya mal, también se q se está cansando más de lo q debiera.

Llegamos al avituallamiento del Km 34. Aquí es donde se retiró Santi el año pasado por la caída. La táctica parece estar funcionando mejor de lo esperado, seguimos los tres juntos, y no tenía muy claro si iba a ser capaz de conseguirlo. Llenamos botellines, comemos algo y seguimos ruta.

En unos pocos kilómetros nos toca la segunda subida del día, pero es una subida corta, de unos 3 Km, y sin demasiada dureza. Y en esta zona se repite la historia q a la postre se fue repitiendo durante toda la carrera. Juanfe q perdía comba en cuanto había medio metro hacia abajo o dos piedras juntas, lo q a mi me permitía coger aire y recuperarme un pelín. Llegamos al comienzo de la subida y me despido de Iñaki. Mi objetivo no es él, sé q eso es mucho pedir, por lo q no debo gastar fuerzas en balde intentando seguirle. Además después vienen 15 Km casi continuos de bajada, por lo q sé q incluso puedo dejarle a Juanfe q se me vaya unos minutillos. Le digo q me conformo con llegar arriba 3 ó 4 minutos detrás de Juanfe, y q nos veremos en la comida.

Empezamos a subir, Iñaki se va y al poco rato me pilla Juanfe. No hago ni intentos de seguirle, ahora sí puedo regular esos minutillos. Además esta subida es casi toda recta, por lo q siempre tienes la referencia del q va delante y pude controlarle en todo momento.

Llego arriba. He tomado 1 minuto de tiempo entre Juanfe y yo, por lo q voy confiado. Tal vez demasiado, pq me costó pillarle más de lo q me habría gustado. De hecho si me hubiera sacado esos 3 ó 4 minutillos no le habría pillado. La bajada es fácil y muy rápida. Le pillo a Juanfe, le saludo (para q le quede claro q va detrás y se pique un poco jejeje).

Luego viene una zona de bajada muy chula. Muy rápida, de piedrilla pero sujeta, por lo q la bici no se iba, y con unos cortados q había hecho el agua d unos 30-40 cm q hacía q la gente frenara para pasarlos, pero q yo como nunca he sido muy normal aceleraba y los pasaba de un salto.

Acaba esta zona, pequeña subida y pillamos una zona de falso llano. Alcanzo a un par de tíos y me pongo a charlar con ellos, vamos bajando tranquilos y de cháchara y resulta q nos adelanta Txutxuli haciendo como q se esconde jeje. ¡Coño, si yo ya me había olvidado de este!. Parece q no le he sacado nada bajando. El muy jodido, en lugar de seguir tranquil como íbamos los demás va y se pone a tirar. Le digo q es mejor q guarde fuerzas para zonas más difíciles, pero se empeña en seguir, por lo q se acabó el descanso. ¡Este es mi Juanfe ;-)!

Seguimos la bajada y cambiamos a una pista de piedrilla suelta q recordaba del año pasado por un susto en una curva a derechas. Aquí me vuelvo a adelantar y esta vez tengo un pequeño sustito en una curva a izquierdas (para compensar lo del año pasado) justo al acabar la pista.

Salimos a la carretera ye veo q Juanfe va a unos escasos 100m por detrás. Si es q no hay quien le entienda, a veces se queda todo un mundo y otras veces va pegado. Continúa la bajada pero esta vez por carretera y en recto, por lo q cogemos velocidad hasta llegar a un pequeño avituallamiento q hay en un pueblo donde se acaba ya del todo la bajada. A partir de aquí una zona de rompe piernas con unos rampones bastante rotos tanto para arriba como para abajo hasta Lituénigo, q es el Km 60 q es donde está la comida. En toda esta zona no dejo q Txutxu se acerque, le mantengo siempre a esa prudencial distancia de 100m, q se reduce cuando subimos y se agranda cuando bajamos. Mi intención es q se vaya cascando, para q cuando yo pete él no esté muy fresco.

Llegamos a la comida. No vemos a Iñaki por ningún lado. Mala señal (buena para él, claro). Llenamos botellines, comemos (yo un par de bocatas o tres ejem ejem) y cuando vamos a salir Juanfe dice q quiere mear. Le digo q espere, q ya pararemos en una zona más … “privada” en el camino, q eso es un pueblo y no es plan. El se empeña y tenemos q entrar en un bar. Ya q estamos bien aposentados yo aprovecho para bajar un poco más de peso, por lo q hasta salgo son una sonrisa jeje. Pero con la tontería, el avituallamiento no ha sido precisamente rápido. Casi 8 minutos.
Seguimos camino y nos acercamos a la tercera subida del día. Como siempre Juanfe pone ritmo. Yo pruebo un par de veces a pasarle y veo q puedo hacerlo. Aunque me quedo detrás de él, q no voy nada sobrado, y cuanto más guarde para el final mejor. Seguimos subiendo y me empiezan a dar calambres. Mala señal. Todavía queda un mundo. Subo piñones, meto todo lo q tengo y doy cadencia. Juanfe se me va. 5m … 10m … 15m … y ahí se queda. No me saca más distancia.

Me animo, eso es una clara señal de q no va nada sobrado. Se me van los calambres y consigo ponerme a su rueda justo antes de salir a la carretera. La subida sigue durante alrededor de 1 Km pero de forma suave. Me voy a tomar un gel y noto q otro se me cae. No quiero q me pase lo del soplado, por lo q me doy la vuelta para cogerlo, pero veo q solo es uno de los plásticos de otro q ya he vaciado, por lo q vuelvo a dar la vuelta y nuevamente a la caza del fenómeno. Llevo un rato siendo yo el q va a la zaga, y eso no me gusta. Parece q va llegando el momento q sabía q iba a llegar.
Hacemos una bajada mitad asfalto y mitad pista y vamos a por la cuarta subida del día. Dividida en dos partes. La primera por pista de un par de kilómetros no muy duros, y después de asfalto pero muy dura de alrededor de 1 Km. Empezamos a ir muy cascados los dos. Juanfe empieza a notar también calambres. Subimos la primera parte, pero buscando ya el avituallamiento q hay entre las dos subidas para parar un poco. Paramos y resulta q no hay agua. Solo aquarius. Llenamos y seguimos. Llegamos a la parte de asfalto y Juanfe termina de reventar. Se le suben las bolas (OJO, q hablo de bici, mal pensados).

Tiene q echar pie a tierra cuando queda casi toda la subida. El q va delante mío rompe la cadena. Me paro mientras Juanfe tira para arriba andando. Les ofrezco mi troncha cadenas, pero les digo q yo sigo, q ya me lo darán en meta, q no me voy a quedar 10 minutos allí. Pero mi troncha cadenas necesita una llave Allen q tampoco tienen. Les digo q no se la puedo dejar, pq Juanfe ha perdido sus herramientas y no nos vamos a quedar los dos sin ninguna herramienta. Me dicen q entonces q no la quieren, por lo q la recojo y tiro para arriba. Casi arriba del todo pillo a Juanfe, pero me vuelven los calambres. Vuelvo a meter toda la cadencia q puedo y me parece oír a Juanfe q me llama. Me doy la vuelta y me lo encuentro con unos tirones del copón. Dejo la bici y corro a ayudarle, pero poco puedo hacer por él. Se pone en pié y sigue adelante. Voy a su ritmo. Acaba del todo la subida y vuelve a montar en la bici.
Antes de la siguiente subida (la más dura, aunque no la más larga, unos 3 Km durísimos). Juanfe no se ve como para hacerla montado. Yo le digo q lo voy a intentar. Estamos buscando agua, ya q seguimos sin encontrarla. En una de estas Juanfe encuentra una fuente y me llama. Yo no le oigo, pero unos q iban andando cerca nuestro me dicen q me ha ofrecido agua. Le digo q no, pq se q a media subida ya tengo avituallamiento, y ya solo pienso en subir. Pero él se paró, por lo q ya no le volví a ver hasta la meta.
Empiezo la subida. Como siempre en estas subidas cuando voy tan tocado le gente q va andando me va adelantando. Estuve un rato charlando con uno de los q hacían el recorrido entero andando. Aquí no es como en las bardenas q solo pienso en adelantar un segundo. Aquí me empeño en seguir montado aunque eso me suponga ir más lento. Como siempre cuando vas jodido ya no piensas en los demás, sino solo en seguir para adelante y acabar cuanto antes.
Voy subiendo y me vuelven los calambres. La subida es una pared, y cuesta muchísimo avanzar. Se me suben a mi también las bolas, pero no paro. Se q hay q aguantar como sea un minuto, luego siempre se bajan. Chillo un poco q eso siempre me da aliento. Uno q viene por detrás me dice q me baje de la bici, q estoy haciendo el tonto. Le digo q no, q quiero ir montado. Se q tiene razón, pero no estoy aquí precisamente por ser el más listo, pero si uno de los más cabezones jeje. Entre calambres, sigo para arriba. Llega el avituallamiento, y como ya he dicho q no soy precisamente el más listo no paro. ERROR ERROR ERROR. El año pasado paré y me refresqué, y este año me habría venido muy bien. Sigo para arriba y a falta de 1 Km para llegar no tengo más narices q echar pie a tierra. Al final me rindo ante la evidencia. Termino de subir andando. He tardado casi 40 minutos en unos 3 Km. ¡Q velocidad!. Ahora ya solo queda bajar (casi). Esta bajada está bastante rota, y estoy muy tocado, por lo q no la disfruto, ni la hago bien. Veo q me cuesta seguir la línea, me medio salgo un par de veces. Al final tengo q hacer bajando lo q no he querido hacer subiendo. Me paro. Meadika, barrita, gel, agua. Y algo más repuesto para abajo. Con varias rampas q me tocan las narices.
Acaba la bajada y salimos a la carretera. 6 Km de ligera subida hasta la línea de meta en Calcena. Se me hacen eternos y me adelantan algunos. Al final como siempre pasa, esto se acaba. 6H45’. 1H menos q el año pasado. Bien, aunque ha costado acabar más de la cuenta.
Iñaki baja de las 6 horas q era su objetivo, y Juanfe llega media hora más tarde. Lo ha pasado muy mal en la subida y ha tenido q parar a estirar varias veces.
Me lo he pasado bien. He disfrutado del pique con Juanfe. La verdad es q si no hay pique la cosa pierde mucha gracia. Creo q él también ha disfrutado, pero esta vez me ha tocado a mi acabar antes. Normalmente acabo detrás, por lo q no está mal q cambie la costumbre. Este año de 3 me lo he pulido en 2. BIEN BIEN BIEN. Por un año q gano yo hay q presumir un poco jeje. Hasta ahora creo q íbamos alrededor de 6:0
Esta vez no ha habido caídas como el año pasado, por lo q como siempre digo lo importante es q todos hemos acabado sin incidentes. Al llegar a casa me di cuenta de q mi rueda trasera (q ya fue gastada) tiene unos 4/5 huevos y un agujerillo. Ha aguantado de milagro. Os recuerdo q es una rueda/cubierta normal q he “tubelesizado”. Llegó tan tocada q a los dos días al ir al garaje me encontré la rueda reventada.

Os pongo el perfil.

Y aquí os dejo el track.

Añado el video para q quede junto con la crónica

1 comentario:

Alberto dijo...

Buena crónica. Estás hecho un estratega del ciclismo, jejejeje.

Esta la tengo pendiente. A ver si para el año que viene puede ser.