lunes, 14 de abril de 2008

Maratón de Paris (I)

Al fín os pongo la crónica de la maratón, pero me he emocionado tanto escribiendo q me han salido 4 hojas, por lo q os lo pondré en dos partes para no agobiar demasiado.
Pues ha sido un bonito viaje, q aunque inicialmente parecía q todo se torcía, ha acabado convirtiéndose en otra experiencia más con alguna q otra anécdota q contar. Y como ya va siendo habitual en mis crónicas “postcarrera”, empezaré por el final, q además es lo más objetivo.
Tiempo final 3H59’44’’ a una media de 5’40’’ Km
Puesto 14661 de 28844
Temperatura fresca (no se exactamente los grados) y buen tiempo, cayendo alguna pequeña gota al final. Ideal para correr.
Pulso medio 164 con una punta de 176.
Calorías totales 4086
Y vamos a lo subjetivo
Viernes salida en avión desde Biarritz a las 9 (teóricamente claro). Una niebla del copón con lo q se retrasa el vuelo 1 Hora. Después de mas de 1 hora no dicen q se cancela el vuelo. Q algunos podrán ir en el vuelo de la tarde (no nos dicen quienes), y el resto al día siguiente. Como había otros dos más q iban a la maratón, y uno de ellos tenía el mismo “calendario” q nosotros, empezamos a planear el ir en coche al día siguiente hasta Paris. Al final, después de 3 horas de espera viene el avión, con lo q salimos “Solo” con 3 horas de retraso.

Despues de este pequeño percance ya estamos en Paris. Tanto ese primer día como el siguiente por la mañana hicimos algo de turismo tranquilo. Aunque por muy tranquilo q lo hagas al final siempre es andar más de la cuenta para hacer después una maratón. Pero ya se sabe el “peaje familiar” q hay q pagar para estas cosas.

El sábado a la tarde fuimos a la exposición de la Maratón. La “Pasta Party” mejor organizada q en Barcelona. Pero la bolsa del corredor todavía más pobre. Aprovechable solo un simple niqui de algodón. Vergonzoso.
Domingo a la mañana. Lo primero mirar el tiempo. No parece q vaya a llover. Bien. Salimos para el metro, y una hora antes de la salida ya estamos frente al arco del triunfo. Un sitio espectacular para la salida. Hacemos la foto de rigor. Si no te haces la foto frente al arco del triunfo, es q no has hecho la maratón de Paris.

Sin demasiados nervios me pongo en la salida. Se da la salida sin q yo al menos oiga nada especial. Simplemente la gente se pone a correr. Y empezamos la tarea. Primer kilómetro alucinante. Por los campos Elíseos, cuesta abajo, Paris, 30.000 personas= Euforia total.

Ritmo por debajo de 5’ Km, y pulso a 140. ¡SOY UNA MAQUINA!, q tiemblen los negros q han salido delante q voy a por ellos. Segundo Km llano, por la plaza de la concordia, algún tapón q obliga a bajar el ritmo, y aún así paso el Km 2 en 9’52’’. ¡Pulso por debajo de 150, y ya en el llano!. Hoy me salgo. Y repentinamente mi pulso pega un subidón. Pasa a estar 20 pulsaciones por encima de lo q iba hasta entonces. Las sensaciones siguen siendo muy buenas, y no he notado taquicardias ni nada raro. Os pongo la gráfica de ese momento para q veáis el momento extraño con datos exactos.

Como voy muy a gusto y ya me había mentalizado q era una máquina, no me apeteció lo más mínimo bajar el ritmo para estabilizar el pulso, así q me auto convencí de que aguantaría bien. ¡Para algo soy una máquina OYES¡. Y así, intentando olvidarme de q el pulso ya está alto llego al primer avituallamiento. Km 5. Lo paso en 24’51’’ Muy bien de tiempo, mal de pulso, pero corriendo fácil y a gusto. Además esos primeros kilómetros son bonitos, además de los sitios ya citados pasas también por detrás del Louvre y las tuyerías. Primer avituallamiento y me lo tomo con tranquilidad. Voy sobrado de tiempo, por lo q no me importa perder algo en cargar el depósito. Cojo un trozo de naranja, banana y media y agua, y me entretengo con el festín hasta el Km 6. ¿Habéis probado a pelar plátanos con guantes teniendo las manos ocupadas?. Pues eso, para entretenerme todo un kilómetro. Los siguientes kilómetros intento mantener igual, ritmo cómodo y a disfrutar de la carrera, q para eso hemos venido. Sin obsesionarme con el tiempo, q el día es largo y voy sobrado. Iba hasta delante de las liebres de 3h30. El perfil pica algo para arriba, pero las fuerzas están intactas, con lo q no se nota mucho en los tiempos. Siguiente avituallamiento, y nuevo banquete. Igual q el anterior. Paso por el Km 10 en 50’30’’.
Desde aquí hasta el km 18 ya pica todo hacia arriba, pero sin grandes repechos. Con una cuesta algo dura en el 16, pero sin problemas. Sigo muy a gusto. Estos kilómetros se hacen por un bosque bastante amplio, donde entre otras cosas vemos el hipódromo. También bonita zona para correr. El Km 15 lo paso en 1h16’01’’. Sigo un ritmo perfecto, pierdo 30’’ por avituallamiento y corro a una media q si acabara así haría 3h30’. En esa zona voy entre la 1ª y la 2ª liebre de 3h30. La moral a tope, y las piernas bien. ¡SOY UNA MAQUINA, SOY UNA MAQUINA!. A partir del 18 tenemos los 10 Km más fáciles en cuanto al perfil. Tienden a bajar hasta entrar a la zona de túneles paralela al Sena. El Km 20 lo paso 1h41’16’’, habiendo ido el 18 y el 19 a 4’50’’. Sin forzar en ningún momento, aunque el pulso seguía siempre en torno a las 170 pulsaciones. Pero ¿No hemos quedado q soy una máquina?. Pues para q mirar el pulso. ½ Maratón 1h46’58’’. La calculadora empieza a funcionar. Con este paso me saldrían 3H35’, si le añadimos un pinchazo similar al de Barcelona bajo de 3H50. No problem, las 4 Horas no peligran. Km 25 2H07’05’’. Empiezo a notar cansancio, pero sigo bien. Ya he conseguido mi primer objetivo Disfrutar los primeros 25 Kilómetros, y encima voy en un tiempazo. ¿Q más se puede pedir?.

5 comentarios:

icepirineo dijo...

Arghhhhhhh, no nos dejes asi
continua!!! ;-)

Alberto dijo...

Eso eso! que estaba esperando a la segunda parte para poner mi comentario, pero ya veo que ese ordenador sigue cascado ;-)

Dani dijo...

No Alberto. Ayer me operaban de las taquis. Ya hablaré de eso en otra entrada. Hoy acabo con lo de Paris

Alberto dijo...

Oppssss... cierto!

Espero que haya ido todo bien

un saludo

David dijo...

Si me gusta correr por las calles de mi barrio, me imagino que una competencia en las calles de Paris, debe ser algo increíble. Me gustaría mucho poder competir en otra ciudad, y creo que a fin de año puedo lograrlo si logro comprar Pasajes a Chile ya que allí se va a hacer una importante carrera