lunes, 23 de junio de 2008

Quebrantabuesos 2008

Paso a poner los datos objetivos de la prueba, q son los q recogen ellos con el chip.
Tiempo en Mª Blanque: 4:39:27
Tiempo en Hoz de Jaca: 9:59:46
Tiempo llegada: 10:38:07
Velocidad: 19,28
Posición en la categoría D: 1877 Total en la categoría: 2384 Posición en la general: 6199 Total en la general: 8067
MEDALLA: BRONCE
Pulso medio 139 Pulsacónes, con una máxima de 176.
8388 Calorías consumidas.
Comparado con el año pasado 5 minutos más, no el 1 menos q creía.
Por no hacer un relato tan exageradamente largo como acostumbro, pongo directamente la carrera en sí.
Llegamos a la zona de salida sin problemas de tráfico, ya q salimos prontito. Poco después de las 6 ya habíamos aparcado. Nos extrañó ver q ya había gente colocada en su puesto de salida para coger buen sitio. ¡1H y media antes!. Preparamos todo con mucha tranquilidad, pegando geles, barritas, glucosa y demás vituallas en la bici, hinchando las ruedas y demás cosas de rigor. Yo tenía un “arma secreta” preparada para el avituallamiento del Marie Blanque q me aseguré muy mucho de q quedara bien sujeto. Fijaros en el cuadro de la bici.

Juas, eso sí q es una “barrita energética” y no lo q venden en el Decathlon.
Nos fuimos a nuestro puesto de salida, y de camino hacia allí nos encontramos con Joseba Beloki. Q casualidad, hace poco estaba también en el camping de las Landas, y ahora en la QH. Me estará espiando para copiarme los entrenos????. Voy a tener q entrenar a “puerta cerrada”.

Bueno, pues después de charlar medio minuto con Beloki, nos colocamos en la salida. Faltaba algo menos de media hora, así q tranquilos. BUMMM. Chupinazo y …. No se mueve ni Dios. Tardamos 10 minutos en empezar a movernos, y algo más de 15 en pasar por la línea de salida.

Los primeros kilómetros fueron muy bien. En lugar de hacer como el año pasado q me ponía fuera de los grupos por miedo a las caídas, esta vez intentábamos colocarnos bien para ahorrar el mayor esfuerzo posible, rodando muchas veces entre 40 y 50 Km/h en los tramos de pequeña bajada. De hecho hasta dejábamos atras grupos para ir a por los de adelante, ya q nos parecía q íbamos más rápido. De esta manera llegamos a las rampas de Somport, sin más problemas.

La verdad es q daba gusto sentirse uno más de la carrera, no el zoquete q siempre se queda atrás. Íbamos echando fotos y bromeando, en una de esas fotos Oscar casi se mete un viaje, menos mal q no tenía a nadie al lado. El tema del bocata trajo más q un comentario jocoso.

Llegamos al primer avituallamiento, y Oscar fue a rellenar botellines y a por unos plátanos mientras yo vaciaba un poco el depósito. El año pasado a estas alturas entre taquicardia y meadicas ya había parado 3 veces, con lo q solo con no parar, ya íbamos 20 minutos por delante del año pasado, y estábamos pletóricos. Paramos poco en el avituallamiento, pq Roke nos esperaba en la cima del puerto, q está algo menos de 2 Km más arriba, así q subimos y paramos a comer y beber allí.

Nos dio periódicos para no chupar frio en la bajada. Comenzamos la bajada sin arriesgar, pero llevando un buen ritmo. Solo con dejarse caer ya sobrepasas en muchos casos los 60 Km/h, de hecho me puse en un momento a 72. Solo por peso bajo bastante bien en esas carreteras tan buenas, así q Oscar se colocó detrás mío y fuimos pasando a mucha gente. Daba gusto pasar a grupos enteros sin casi verlos. En una zona de la bajada vimos a uno tirado en el suelo, q lo tenían inmovilizado, parecía tener todo el golpe en la cara, pero no se le veía mucha gente. Luego hemos oído q no ha habido ningún herido grave, a parte de uno con conmoción cerebral, pero no sabemos si era este. Poco a poco llegamos hasta las faldas del Marie Blanque, a una media cercana a los 30 Km/h, y sin la impresión de haber forzado demasiado. Eso es el Km 90 aprox.

La subida del MB comienza poco a poco hasta q a falta de 5Km para la cima ya ves el primer porcentaje del 8%. En los puertos franceses indican kilómetro a kilómetro cuanto te queda para la cima, y cuál es el porcentaje del siguiente Km, q siempre ayuda psicológicamente.

A partir de -5 Para la cima Oscar fue poco a poco adelantándose, ya q el no lleva 3 platos como yo, y eso hace q si va a mi ritmo en las pendientes duras vaya muy atrancado, por lo q se adelantó por su cuenta. En el -4 para cima empieza lo bueno de verdad (11% de pendiente media). A partir de aquí ya ves a más gente subir andando q pedaleando.

Yo siempre me empeño en no echar pie a tierra, por muy duro q sea, y la verdad es q esta vez me ha pasado factura, al igual q me pasó en Aia. Según distintas versiones, en la subida del Marie Blanque se alcanzaron por encima de los 40 grados, y teniendo en cuenta q durante esos tramos el cuentakilómetros rondaba los 5 Km/h, daba la sensación de q el asfalto echaba fuego. El pulso no bajó de las 170 pulsaciones en ningún momento. Los siguientes kilómetros creo recordar q marcan 11%, 12,5% y 11% respectivamente, y según sigues aumenta el número de personas q andan o descansan en los laterales. Acabó la subida, y hay unos 5 km de bajada hasta el avituallamiento, donde me volví a juntar con Oscar. Según el tiempo del chip me sacó 9 minutos subiendo. No está mal.

Lo malo es q el dichoso puertecito me dejó las piernas destrozadas, a partir de ahí ya se quejaban cada vez q había un pequeño repecho, y todavía quedaba el Portalet. Me comí el bocata, q me supo a gloria, así como algún plátano, y proseguimos la marcha a por el siguiente. La bajada es peor q la de Somport y bastante más corta, pero no tiene misterios. Nuevamente la velocidad superó en algún tramo los 70 KM/h. Da gusto bajar sin coches.
En el llano hacia el Portalet no metimos en un grupo para ir más cómodos. Íbamos tranquilos y Oscar incluso quiso adelantarse para pillar a otro grupo q estaba más adelante, pero yo ya veía q mis piernas iban justas así q le dije q no. Total q al final metidos en ese grupo alcanzamos al siguiente. Un esfuerzo q nos ahorramos.
A partir de aquí yo ya tenía claro q el tiempo era lo de menos, q había q poner un ritmo cómodo de subida, y tener mucho cuidado de beber bien para no desfallecer por el calor. El Portalet no es un puerto nada duro, pero son casi 30Km subiendo q se te acaban haciendo eternos. Al poco de empezar la subida pasamos por una fuente y paramos para rellenar botellines y refrescarnos. Metí la cabeza debajo del grifo y ¡Q gusto!. Los siguientes kilómetros los hice mejor. EL avituallamiento donde teníamos intención de parar estaba en el Km 18 de la subida, a 10 de la cima. En este trozo nos pasaba todo el mundo. De hecho, había un grupo de catalanes q iban con uno q cada poco tiempo se paraba por calambres a estirar, y q cuando montaba en bici nos pasaban, así q estuvimos toda la subida pasándonos. Poco antes del avituallamiento nos encontramos con una preciosa ducha natural, así q ni corto ni perezoso decidí refrescarme otra vez.

Ahora ya sabéis de dónde sacó la idea el publicista del anuncio de Fa de frescor salvaje del Caribe jeje
Paramos en el avituallamiento lo justo para rellenar botellines y comer un poco, y proseguimos “viaje”. Íbamos muy lentos, pero yo a mi ritmo iba bien. Bebiendo y comiendo cada poco. Al pasar por uno de esos “neveros” q tienen para el invierno, encontramos otra ducha, así q nuevamente a refrescarme. Estos chapuzones me daban la vida durante varios kilómetros, se notaba más fuerza después q cuando te metes un gel por mucha cafeína y porquerías q tenga.

De esta manera, entre chapuzón y chapuzón llegamos a la cima. Cuando ves la frontera de España, te da un buen subidón, ya q psicológicamente ya has acabado la prueba. Aunque todavía queden dos largas horas de bici. Nos tiramos para abajo sin coger esta vez demasiada velocidad, ya q había algo de viento. Yo pasaba de pedalear lo más mínimo, por lo q esta bajada la hizo casi toda Oscar por delante. Llegamos al desvió para Hoz, y te acuerdas de toda la familia del q decidió sacarte de esa agradable bajada para meterte otro puerto. Son solo 2 Km, pero entre q llegan y no llegan, y después lo subes, se hace bastante pestoso. No habíamos parado en el avituallamiento de la bajada del Portalet por lo q paramos en el de Hoz. En ese punto la espalda y los pies se quejaban bastante, con lo q unos minutos de asueto vinieron bien.
A partir de aquí tienes una pequeña bajada bastante mala, y un trozo de llaneo con falsos llanos hasta Sabiñánigo. En la bajada se me fue Oscar, ya q yo seguía negándome a pedalear cuesta abajo, y ya no tenía ningún sentido ni q el frenara ni q yo acelerara. Ya solo cuenta acabar de una dichosa vez. En el llano me junté con otros dos, y fuimos dando relevos, no por gusto, ya q yo no tenía fuerzas de sobra, pero es q había uno q me miraba muy mal si no pasaba, así q eché todo lo q me quedaba y fuimos turnándonos, el mala leche y yo, ya q al tercero en discordia no parecía importarle las malas miradas, y se hizo el remolón. Nos llegamos ajuntar un grupo de 7 u 8 con la gente q íbamos pillando, pero q siempre se ponían detrás. Así llegamos al desvío a la izquierda q te lleva ya a Sabiñanigo, donde se quedaron la mayoría del pequeño grupo. Curiosamente, aunque este tramo pica hacia arriba yo no me quedé. Volvimos quedarnos los tres del principio. Justo antes de entrar en la recta q está en frente de la meta, mira por donde nos encontramos con Oscar, q como iba solo iba más lento, así q acabamos juntos. Al pricipio de la recta de “contrameta” en el Stop había unos coches q estaban pasando, y mi grupo se rezagó un poco ahí, por lo q yo me puse delante y marqué el ritmo hasta la entrada a la recta final. En esta recta el mala leche se debía de creer q le iba a esprintar, porque se pegó un arreón y se llevó con él al otro, pero ahí a mí ya me da lo mismo un puesto más q menos, por lo q Oscar y yo nos pusimos a la par y así es como entramos en meta.

Como conclusión, aunque he hecho peor tiempo q el año pasado, creo q estoy en mejor forma, aunque he entrenado todo llano este año, y eso lo noto cuando me meten un buen repecho. No es ya q vaya lento, sino q me acaba agotando las piernas. Además, tanto los pies como la espalda se resienten al llevar mucho tiempo encima de la bici, así q me aplicaré el cuento en Alemania y haré pequeñas paraditas cada 2 horas o así para estirar un poco. Por otro lado me veo bastante bien en el llano, con más potencia q antes, con lo q espero no tener problemas en Roth.
Otra cosa q me anima, es q durante la QH me crucé con 2 q habían hecho Lanzarote este año. A uno de ellos le he ganado, y el otro me dejó atrás en el Portalet. El primero de ellos hizo 14H, el segundo no lo sé. Pero el ver q hay gente tan mala como yo en la bici, y q es capaz de acabar Lanzarote anima. Aunque por supuesto q no sé cómo andan ellos nadando y corriendo.
Y después del ladrillo q me acabo de meter, os dejo q descanséis un rato.

6 comentarios:

Javi dijo...

Hay que darle descanso al cuerpo, no has oido hablar de la supercompensacion? Tienes alguna semana de descanso antes de Roth?
agur

Alberto dijo...

Piensa que la referencias que tenías del año pasado era un poco engañosa. Si no hubiera hecho tanto calor, habrías tardado mínimo 40 minutos menos...

Ya tienes reto para otro año ;-)

A ver esa crónica!!

Dani dijo...

Supersompen qué?
Despues de la extreme tengo dos semanas sin nada, en las q descargaré piernas, y nadaré.
Alberto, no creo q salga más veces, o al menos no el año q viene. A mi el ciclismo de carretera no me gusta, eso de tanto coche no me va. Las dos QH las he hecho solo como entreno para Roth. A mi me gusta la BTT

Alberto dijo...

Entonces el año que viene a los 10.000 del soplao ;-)

PS: buena cronica ;-)

Oscar dijo...

Hola soy Trijet, me ha gustado mucho tu blog y la cronica de la QH, suerte para ROTH !!!

Javi dijo...

Aupa Dani,
Yo pensaba que ibas a la cicloturista, no sabia que habia un balnerio que se llamaba QH.
En la Bardenas que vas a hacer? echarte al barro?
Agur