lunes, 1 de septiembre de 2008

Kedada blogera

La travesía de Txingudi del Sábado, al final fue suspendida porque estaba entrando galerna y el seguro dijo q no se hacía cargo. Es la primera vez q se suspende una travesía en los chorrocientos años q llevo nadando, pero viendo como se estaba poniendo el tiempo, entiendo la postura de los organizadores. Supongo q es el peligro de hacer una travesía en verano por la tarde.
Así q paso a contaros simplemente la salida en BTT del sábado. Como ya os puse, salimos Alberto, Luisma y yo. Salieron 32 Km con un desnivel acumulado de 1000 m. Pulso medio 135 y máximo 178.
Al fin pude conocer a Alberto, al q hasta ahora solo había leído. Y hay q decir q fue un placer. Si hubiera conseguido descolgarlo en las subidas el placer habría sido mayor ;-), pero no se puede pedir todo.
Habíamos quedado en San Marcos, y de allí fuimos por un senderillo hasta la carretera de Perurena. Seguir subiendo hasta Susperregui, y de allí subir más hacia la zona de Malmazar. Para variar, en las subidas tenían q “adecuar” su ritmo al mío. Sobre todo Luisma, q el muy jodido ha vuelto en forma de las vacas, y en cuanto daba dos pedaladas se quedaba solo. Casi toda la ruta por caminos q no conozco. La zona de pistas claro, q la de asfalto si la conozco.

Una vez q llegamos hasta arriba, nos desviamos a la derecha hacia Urdaburu (creo), y nos fuimos metiendo por unos continuos sube y baja. Son todo pistas pero muy rotas, y los tramos de subida había q apretar un poco los dientes. En una de esos tramos, nos cruzamos con un todo terreno. El muy animal subió por una pista, q a nosotros nos costó bajar de lo empinada y técnica q era. De hecho, hay quien echó pie a tierra ¡EH Alberto! Jeje.
Por este camino no subimos, aunque no habría estado mal.
Poco después nos metimos por un caminillo estrecho q va cortando la ladera. Dentro de un bosque de hayas precioso. El camino tenía su complicación, sobre todo en las zonas donde lo cruzan los torrentes q vienen de la parte alta, por lo q más de una vez, y de dos, hubo q echar pie a tierra.

Después procedimos ya a bajar, pero por un camino diferente a donde habíamos subido. Un sendero q nos quería enseñar Luisma y q las máquinas han destrozado. Una vez dejado atrás este tramo, pasamos otra zona chula, aunque esta vez facilona. Y fue precisamente en esta zona, donde nuestro guía en su afán por enseñarnos a fondo el camino, quiso ver excesivamente de cerca el barro, y acabó con sus huesos en el suelo. Era su forma de ir “marcando” el camino.

A partir de aquí ya toca carretera hasta Perurena. Y cuando yo ya me veía todo cuesta abajo hasta casa, me engañan para subir nuevamente a San Marcos. Un trozo de pista de cemento durilla, en el q para variar me quedé atrás (aunque solo un pelo). Una vez llegados al cruce donde habíamos quedado por la mañana, y justo cuando empiezo a presumir de q si llega a ser un poco más larga la subida les pillo, me dicen q hay q seguir subiendo hasta el fuerte, así q nuevamente para arriba. Esta vez gracias a Dios no me quedé descolgado, pq ya sabía q desde el fuerte ya no se puede ir más hacia arriba (a no ser q sea volando), así q eché el resto.
Del fuerte para abajo fuimos por un senderillo, q yo conocía en parte, pero del q Luisma me enseñó otra variante q me gustó más, ya q por lo menos de esta forma es ciclable en su totalidad (aunque en este punto creo q hay diferentes pareceres jeje). Por donde yo iba había trozos q había q bajarse de la bici.
Y una vez ya en la carretera, nos despedimos y cada uno a su casita.
Os pongo aquí el enlace a la crónica de Alberto del mismo evento.
Si quereis bajaros el track pinchar aqui.

4 comentarios:

Annabel dijo...

Muy divertido ir siguiendo las cronicas de los dos....ahora falta el ultimo, aunque creo que necesita un poco de soporte moral y animos....

Un saludo

icepirineo dijo...

voy voy
crónica habrá, aunque aun tengo pendiente la de verano ;-)

Gracias por los ánimos annabel, siempre se agradecen

Noe dijo...

Hombreeee, con el pirata Alberto. Anda que no hemos compartidos rutas por Donosti, con mtb y con la flaca.

Si te lo tengo que explicar... dijo...

¡Cómo te cuidas Dani! Yo también estoy volviendo a mis orígenes (mtb), después de una temporada demasiado carreteril por culpa de Roth. ¡A ver si coincidimos en alguna marchilla!